Consejos para dormir bien

 

  1. Comer temprano y ligero: Cenar a más tardar a las 7pm nos ayuda a tener un buen descanso. Si el cuerpo está tratando de digerir una comida pesada y copiosa, le será más difícil conciliar el sueño. Además, cuando comemos temprano, le damos oportunidad al sistema digestivo de hacer su trabajo y entrar en modo de descanso. Debemos evitar comidas y bebidas excitantes como dulces, chocolates, picantes, alcohol, café, té negro, refrescos.
  2. El dormitorio es para dormir: Si trabajas en tu dormitorio, la energía de la habitación no será la propicia para el descanso. Así que es buena idea estudiar o trabajar en otra área. Por otro lado, la televisión genera radiaciones y ondas electromagnéticas que nos cargan negativamente y por ende no propician la relajación y el descanso. Por lo cual es recomendable que tanto la TV como la computadora estén en otra habitación.
  3. Ritual: Tal como hacemos con los bebés y niños pequeños, los adultos también necesitamos un ritual para antes de dormir. Puede ser darse un baño, tomar un té de hierbas relajante, leer una revista o libro ameno, escuchar música de relajación… Esto hará que el cuerpo vaya bajando el ritmo y se prepare para dormir. Si nos vamos a la cama inmediatamente después de haber terminado de trabajar, de arreglar la casa, o de ver una película de terror, es seguro que nos costará conciliar el sueño, y al lograrlo, tendremos un sueño intranquilo, no reparador o incluso pesadillas.
  4. La habitación: Es importante que esté limpia y ordenada, que nos resulte un lugar agradable donde estar. La cama y la almohada deben ser cómodas y limpias. Escatimar a la hora de adquirir un colchón o almohada, nos asegura futuros problemas de columna y un sueño sin descanso.
  5. La posición ideal para dormir es recostados del lado izquierdo, en postura fetal, alternando con el lado derecho cuando el cuerpo nos pida un cambio de posición, de preferencia con una almohada entre las piernas. Dormir boca arriba no propicia un buen flujo de la respiración y boca abajo puede repercutir en problemas de columna.
  6. Desconectarse temprano: Por lo menos una hora antes de ir a la cama, culminar nuestras actividades, apagar la TV, computadoras y juegos de video. Si vemos TV, que sea algo divertido, ameno, nunca películas impresionantes o noticias que nos harán más difícil conciliar el sueño.
  7. La actividad física como las caminatas, natación, yoga, tai chi, estimulan el sueño reparador. Sin embargo, es recomendable que estos ejercicios sean realizados lejos de la hora de dormir, pues podrían hiperestimular o excitar, provocando insomnio en ciertas personas.
  8. Masajes paravertebrales (a los lados de la columna vertebral) o en las plantas de los pies, con aceite de ajonjolí virgen, antes de dormir.
  9. Realizar al menos 20 respiraciones profundas antes de dormir.
  10. Realizar una meditación o relajación guiadas, o escuchar una música de relajación.
  11. Se duerme de noche, se trabaja de día: Esto es fundamental para el ser humano. Durante la noche la glándula pineal, ubicada en el cerebro, segrega melatonina, una hormona que induce al sueño, descanso y relajación. Las personas que trabajan de noche deben buscar la manera de cambiar de trabajo o de horario, pues tarde o temprano, esto atentará contra su salud.

 

Preparado Relax (INENAT): Hervir 1 cucharadita de semillas de cilantro en 3 vasos para reducir a 1. Al terminar de hervir, colocar una flor de cayena roja (Hibiscus rosa-sinensis), se tapa, se apaga y se toma. En caso extremo se puede duplicar la dosis de flor y tomar ½ hora antes de acostarse. Endulzar con miel de abejas.

Otras plantas útiles son la valeriana, pasiflora, toronjil, mejorana, albahaca, tilo. Se toman en infusión 15gr de hojas por taza de agua, dos veces al día. Es importante no consumir la misma hierba por más de 15 días y consultar al médico o terapeuta en caso de insomnio.

 

Debemos dormir entre 6 y 9 horas, esto puede variar de una persona a otra. Entre las 11pm y las 3am, la energía del hígado y vesícula biliar trabaja en nuestro sistema inmunológico, es la hora de la reparación, por lo que estamos más expuestos a enfermedades, es muy importante estar dormidos durante ese período.

 

De un buen descanso dependerá en gran parte nuestra salud física y mental.

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya
  2. maggie
    Nov 01, 2013 @ 03:30:26

    Ya tome todo

    Responder

  3. Latika G
    Feb 23, 2015 @ 19:54:58

    Muy interesante y apropiado

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: