Actitud mental positiva

Una alimentación sana y una actitud mental positiva engloban el equilibrio perfecto para mantener una buena salud, tanto física como mental.

No basta con llevar una vida vegetariana estricta consumiendo sólo frutas y hortalizas, y sin embargo tener una actitud mental negativa: con odios, resentimientos, miedo, egoísmo, envidia, celos y vivir estresados, es decir, emocionalmente tensos.  En estos casos se produce en nuestro sistema nervioso y circulatorio un aumento considerable de sustancias conocidas como catecolaminas (dopamina, noradrenalina y adrenalina), que conducen a desórdenes metabólicos.  Esta situación al hacerse crónica, consume a la persona, ya que deprime el sistema inmunológico, apareciendo diversas enfermedades, incluso cáncer.

Es común toparse con gente que te dice: “¡Yo como de todo (carnes, frituras, enlatados, dulces…) y no me enfermo!”.  Es probable que estas personas mantengan una actitud mental positiva, y eso los ayuda mucho, hasta cierto punto.

Tomemos esto en cuenta y mantengamos una actitud positiva, aprendamos a perdonar, a olvidar las ofensas, practiquemos el descanso y la relajación, y lo más importante: vivamos el aquí y el ahora.

Aprendamos a ser flexibles como una palmera que va con el viento, y no como el roble que se opone al viento y por ello es sacado de raíz…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: