Snack Attack

El mundo es de los que tienen más energía.

-Alexis De Tocqueville

 

No podemos negar que todo el mundo, en algún momento, ha tenido un ataque de antojos. Las opiniones sobre los snacks difieren. Algunos piensan que los snacks son malos y que el comer entre comidas conduce al aumento de peso. Otros creen que comer muchas comidas pequeñas y aperitivos durante todo el día es saludable para mantener los niveles de energía y el peso óptimo. Cada individuo es diferente así que no podemos decir que existe una sola respuesta correcta aquí.

Para aliviar la culpa de los antojos, trata de entender por qué estás “picando” y qué bocadillos trabajan mejor para tu cuerpo. Tal vez tienes hambre porque a tu dieta diaria le faltan alimentos realmente nutritivos, o porque estás comiendo muy poco en las comidas. Quizás podrías estar comiendo para calmar la ansiedad cuando estás emocional, o para entretenerte cuando estás aburrido. Cualquiera sea la razón, la clave está en reconocerlo y empezar a pensar en cómo crear una vida nutritiva y verdaderamente satisfactoria.

Aunque los snacks no son un sustituto para amar tu vida, pueden ser grandes impulsores de la energía. Muchos bocadillos comerciales son altamente procesados ​​y llenos de productos químicos, aditivos, grasas perjudiciales y azúcares refinados. Cuando un antojo llegue, prueba alimentos que te llenen y satisfagan, pero también que sean nutritivos. Estos son algunos consejos:

  • Merienda cosas que no vengan en un envoltorio de plástico o una caja, como fruta fresca con semillas, vegetales con hummus o galletas de arroz con mantequilla de almendras y mermelada de fruta natural.
  • Haz tu propia granola con avena tostada, semillas y frutos secos, toma un chocolate caliente elaborado con cacao y leche de almendras endulzada con miel cruda o de maple, o chips de batata caseros.

También puedes probar de “mejorar ” tus snacks:

  • Si te apetece algo crujiente, sustituye las papas fritas por zanahorias crudas, manzanas con canela o palomitas caseras hechas con aceite de oliva.
  • Si quieres comer una barra de chocolate, sustituye por un puñado de nueces y frutas secas.
  • En lugar de una taza de café, bebe té verde.
  • En lugar de helado comercial, prueba congelar bananas y licuarlas solas o con tu fruta favorita.

Los snacks “mejorados” son altos en nutrición y te dan una mayor sensación de saciedad y satisfacción. No te sentirás física o psicológicamente privado, y tendrás un montón de energía para realizar tus actividades.

Comer entre comidas es agradable y hay una amplia variedad de golosinas saludables según sea lo que se te antoje, ya sea dulce, crujiente, salado, cremoso o picante. Sé creativo y disfruta de tu ataque de antojos sin remordimientos.

 

Acerca de las Frutas

Un estilo de vida saludable es la clave de la longevidad, el peso óptimo, abundante energía y equilibrio. Mediante el uso de frutas para satisfacer nuestro gusto por lo dulce, podemos dejar atrás el uso de químicos, procesados ​​y edulcorantes refinados. Las frutas son fáciles de digerir, desintoxicantes y refrescantes y son ideales para aquellos que están estresados y recalentados por la tensión mental excesiva o por el clima cálido. Las frutas están llenas de fibra y estimulan el hígado, actuando como laxantes suaves y naturales. Siempre que sea posible, compra fruta fresca local en lugar de frutas importadas desde lugares lejanos. De esta manera no sólo ahorras dinero sino que te alimentas más en armonía con tu entorno y el clima.

Comer frutas crudas en los meses de verano es refrescante, mientras que hornearlas en los meses de invierno neutraliza el efecto de enfriamiento. En forma de jugos son una gran opción para la limpieza del cuerpo, pero ten en cuenta que el jugo aumenta rápidamente los niveles de azúcar en la sangre, dando lugar a una bajada de energía poco después. Añadirle proteínas y grasas sanas disminuye este efecto. Prueba con chía, linaza, nueces o aceite de coco.

Y muy importante,  siempre que sea posible compra orgánico.

 

Receta del Mes: Smoothie Suave y Delicioso

Tiempo de preparación: 5 minutos

Rendimiento: 2 porciones

 

Ingredientes:

1 banana

1 taza de leche de almendras u otra semilla de tu elección

1 taza de bayas (fresas, moras, arándanos, frambuesas…)

2 cucharaditas de semillas de chía o linaza

2-4 cubitos de hielo

 

Preparación:

Mezclar en la licuadora durante 1-2 minutos y servir.

Nota: puedes añadir otros ingredientes para hacerlo más nutritivo, como una cucharada de polen de abeja, aceite de coco, espirulina, alpiste molido o una cucharadita de maca en polvo.

 

Compartir es vivir

Es un placer ayudar a que las personas más cercanas a nosotros sean más felices y saludables. Comparte este boletín con amigos, familiares o colegas que puedan estar interesados ​​e inspirados por él.

 

¿Tienes curiosidad de cómo el Coaching de Salud puede ayudarte a hacer tus propios cambios saludables? ¡Vamos a hablar! Te ayudaré a desarrollar hábitos saludables de por vida y un profundo conocimiento de tus necesidades bio-individuales. Trabajaremos juntos para crear cambios duraderos en tu salud, energía y bienestar. Programa una consulta conmigo hoy – o pasa esta información a alguien que quieres!

 

Rosina Albano

Coach de Nutrición y Salud Holística

http://www.rosinaalbano.com

Facebook: Rosina Albano Health Coach

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: