Alimentos fermentados: Probióticos naturales

La fermentación ha existido desde épocas remotas como proceso de transformación para la conservación de los alimentos y para mejorar sus propiedades culinarias y nutritivas.

En su proceso de elaboración participan distintos tipos de microorganismos, como hongos y bacterias, que producen modificaciones en el sabor, aroma y consistencia del producto, intensificando algunas de sus propiedades nutricionales e inhibiendo posibles compuestos perjudiciales. Más

Anuncios

La energía de los alimentos

Al hablar sobre la energía de los alimentos el primer concepto que nos viene a la mente es su contenido calórico. En occidente, la comida se analiza en función de su contenido de proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales… es decir, en la química de sus elementos. Sin embargo, en medicinas orientales como la china o la ayurvédica, el enfoque que se le da a los alimentos está orientado más a la alquimia de los mismos. Más

Ejercicio sencillo de respiración

Los ejercicios de respiración alivian el estrés y pueden tener un efecto positivo inmediato sobre el cuerpo y la mente, como por ejemplo disminuir la tensión arterial y provocar la respuesta de relajación. La respiración profunda activa el sistema nervioso parasimpático, que es el que nos calma.

Practicar ejercicios de respiración puede realmente entrenar al cuerpo para reaccionar ante situaciones de estrés, disminuyendo la producción de hormonas dañinas. Es una herramienta fácil y muy poderosa para incrementar tu salud y bienestar. ¡Además es gratis!

Para empezar, prueba este sencillo ejercicio:

  • Descansa suavemente una mano en tu pecho y la otra en el abdomen. Mientras inhalas profundamente, nota que tu abdomen crece más que tu pecho. Esto indica que estás llenando la parte inferior de tus pulmones.
  • Exhala por la boca y luego toma una inhalación lenta y profunda por la nariz. Imagina que estás tomando todo el aire que te rodea. Retenlo tanto como te sea posible, mientras te sientas cómodo.
  • Lenta y suavemente exhala por la boca. Mientras dejas salir todo el aire, contrae ligeramente tu abdomen para vaciar completamente tus pulmones. La respiración no se profundiza inhalando más aire, sino exhalándolo completamente.
  • Repite el ciclo 4 o 5 veces más, o hasta que tu cuerpo empiece a relajarse. Para que tengas una idea de la frecuencia respiratoria ideal, cada exhalación debe durar aproximadamente el doble de la inhalación.

 

¡RESPIRA!

 

Integrative Nutrition

La capacidad autocurativa del cuerpo humano

Todos lo hemos vivido alguna vez: una enfermedad se puede curar sin tomar “remedios”. Sin embargo, cuando alguien enferma, la principal preocupación es siempre proporcionarle medicamentos. Esto se debe a nuestra concepción de la curación, porque corrientemente se admite que “sin medicamento no hay sanación”.

En medicina convencional se afirma que la mayor parte de las enfermedades son “autolimitadas” o se “curan solas” (la cifra varía de 60 a 90% entre diversos autores). Más

Tips para mejorar las defensas

  • Jugo inmunológico-estimulante: Alcaliniza los tejidos y activa el sistema inmunológico. Se licúa en 2/3 de vaso de jugo de naranjas: zanahoria (1), apio españa/celery (5 hojitas), lechuga (1 hoja) y se toma de dos a ocho vasos por día, según el caso. Se puede agregar pimienta negra o jengibre. Más

La linaza

Linum usitatissimum

Son semillas que provienen de la planta de Lino. Contienen aceites (30-40%), proteínas (25%), mucílago (10%), linamarasa (enzima), linamarina (glicósido cianogénico), aleurona, sales de calcio, fósforo, magnesio, azufre, cloro, potasio y vitamina K. Más

El polen

Es la simiente masculina de las flores que el viento o los insectos diseminan para fecundar los pistilos femeninos de las mismas especies botánicas. Las abejas utilizan el polen como alimento para sus larvas y para ellas mismas.

Es una excelente fuente de proteínas y carbohidratos, así como de vitaminas C, P, D, E, B1, B2, B3, B5, B14, B15, B16, H, Caroteno, y minerales como potasio, calcio, magnesio, hierro, fósforo, azufre, cloro, manganeso, cobre, sílice.

Algunas de sus propiedades son: Más

Anteriores Entradas antiguas