El agua: Nuestro primer alimento

 

¿Será casual que nuestro planeta está compuesto por un 70% de agua? ¿O que la composición del agua del planeta sea muy similar a la composición del plasma sanguíneo? ¡Pues no lo es! La tierra es nuestra madre, la naturaleza es sabia. Al nacer, nuestro cuerpo es un 80% agua. En la edad adulta es aproximadamente un 70%, llegando en la vejez a un 60%. Aunque esta reducción es presentada como normal, no debería ser así. La realidad es que nos vamos secando, simplemente porque no bebemos suficiente agua. Es por ello que el agua debe ser nuestro primer alimento.

El agua es llamada el solvente universal. Para el desarrollo de las funciones metabólicas, pero también de las de reproducción, crecimiento o movimiento, es esencial la presencia de un medio acuoso. Además de su función solvente, el agua es un medio de transporte y un estabilizador térmico del organismo. La limpieza del medio interno se realiza principalmente a través del recambio de agua.

La recomendación general es ingerir de 8 a 10 vasos de agua al día. Sin embargo estos requerimientos se consideran para una persona sana. Cuando estamos enfermos, ya sean patologías complejas o una simple gripe, la ingesta de agua debe ser mayor, especialmente si estamos tomando cualquier tipo de medicamento. Más

Anuncios