Deconstruyendo los Antojos

Nadie puede darte consejos más sabios que tú mismo.

-Cicerón

 

El cuerpo es una increíble fuente de inteligencia. Siempre está ahí para ti, bombeando la sangre, sin saltarse un latido del corazón, digiriendo cualquier comida que le des y manteniendo la homeostasis. ¿Será entonces que esta súper máquina comete un error cuando se te antoja un helado, una hamburguesa o un chocolate? ¿Son los antojos producto de la falta de fuerza de voluntad o disciplina? Me gustaría sugerirte que los antojos no son un problema. Son piezas fundamentales de información que te indican lo que tu cuerpo necesita.

Lo importante es entender por qué se te antoja lo que se te antoja. Más

Anuncios

Ejercicio y relajación

Al cuerpo le encanta moverse. A pesar de que nuestro cuerpo es más saludable cuando se está haciendo una actividad física adecuada, a menudo sentimos temor y aburrimiento cuando escuchamos la palabra “ejercicio”. Piensa por un momento en qué tipo de movimiento significa para ti diversión en lugar de tortura. Tal vez detestas la idea de un gimnasio, pero extrañas tomar clases de baile. Tal vez deseas secretamente probar el yoga o patinar. Podrías jugar al fútbol con tus hijos, caminar con un vecino en la mañana o ir a nadar. Simplemente escoge el estilo de movimiento que te entusiasme. Tu corazón te lo agradecerá, tu alma se verá gratificada, tu cuerpo se sentirá más ligero y dormirás mejor por la noche. Más

Snack Attack

El mundo es de los que tienen más energía.

-Alexis De Tocqueville

 

No podemos negar que todo el mundo, en algún momento, ha tenido un ataque de antojos. Las opiniones sobre los snacks difieren. Algunos piensan que los snacks son malos y que el comer entre comidas conduce al aumento de peso. Otros creen que comer muchas comidas pequeñas y aperitivos durante todo el día es saludable para mantener los niveles de energía y el peso óptimo. Cada individuo es diferente así que no podemos decir que existe una sola respuesta correcta aquí. Más

¿Por qué las dietas no funcionan?

Las dietas son una industria mil millonaria. Las empresas gastan millones y millones atrayéndonos para que probemos la última dieta (baja en carbohidratos, alta en proteínas, baja en grasa, sin grasa, y pare de contar…) con la promesa de que esto (¡por fin!) será la solución: tu atajo hacia un cuerpo más delgado. Estos esfuerzos de publicidad también afectan profundamente a nuestros hijos, que desarrollan imágenes corporales distorsionadas y donde empiezan muchas veces a hacer dietas a una edad tan temprana como los 9 o 10 años de edad. Más

Es momento de limpiar

Puedes agarrar el pasado con tanta fuerza en tu pecho que dejas los brazos demasiado llenos para abrazar el presente. -Jan Glidewell

Es ahora

A la gente le gustan las “cosas”. Tenemos la tendencia a aferrarnos a ellas año tras año. Ahorramos y acumulamos cosas que ya no sabemos qué hacer con más. Tal vez guardamos cosas porque tienen valiosos recuerdos del pasado, o nos recuerdan a nuestros padres, abuelos, amores pasados o nuestra niñez. Desprenderse de estas preciosas posesiones parece estar fuera de nuestro pensamiento. Hay un dicho que dice: “Hay que deshacerse de lo viejo para dar paso a lo nuevo.” Si te sientes atrapado o te has estancado en tu vida, es momento de realizar una limpieza. Tira a la basura algunas de esas cosas, dile adiós a tu pasado y dale la bienvenida a la nueva energía de tu feliz y saludable futuro. Prueba estas tres ideas: Más

Masticando ando…

Cuando hablamos de mejorar nuestra salud, no se trata sólo de lo que comemos sino cómo lo comemos. La digestión comienza en la boca, donde el contacto con los dientes y las enzimas digestivas en nuestra saliva descomponen los alimentos. Pero hoy en día la mayoría de nosotros aceleramos toda la experiencia de comer, apenas reconociendo lo que estamos poniendo en nuestra boca. Comemos mientras estamos distraídos -trabajando, leyendo, hablando y viendo la televisión o el celular, prácticamente tragando entera nuestra comida. En promedio masticamos cada bocado sólo ocho veces. No es de extrañar por qué muchas personas tienen problemas digestivos.

Hay muchas buenas razones para tomarte el tiempo de masticar tu comida: Más

¿Son las grasas malas para mí?

La grasa en la dieta: ¿es buena o mala?

Ambas. Verás, no todas las grasas son iguales.

 

La Verdad sobre grasas

Las grasas hidrogenadas “trans” que se utilizan en los alimentos envasados pueden ser extremadamente perjudiciales para tu cuerpo. Pueden comprometer el sistema cardiovascular, el sistema inmunológico y contribuir a problemas de comportamiento. También pueden provocar aumento de peso, erupciones en la piel, presión arterial alta y tensión en el hígado.

Muchas personas tienen miedo de las grasas, pero nuestros cuerpos necesitan grasa para la Más

Anteriores Entradas antiguas