La combinación de los alimentos

 

Tan importante como ingerir alimentos saludables es combinarlos correctamente. La mayoría de las personas no son conscientes de ello, por lo cual no entienden por qué sufren de digestiones difíciles, gases, flatulencias, estreñimiento, por nombrar algunos de los desórdenes más comunes del sistema digestivo.

Primero debemos partir por el hecho de que la digestión de cada grupo de alimentos es diferente. Existen enzimas específicas para digerir los carbohidratos, las proteínas y las grasas. El pH del jugo gástrico varía también según el grupo alimenticio, siendo un jugo ácido en el caso de las carnes, o casi neutro, con poco ácido clorhídrico con el pan. Es por ello que cuando hacemos mezclas inadecuadas, el sistema digestivo no puede realizar eficientemente su Más

Anuncios

Consejos para dormir bien

 

  1. Comer temprano y ligero: Cenar a más tardar a las 7pm nos ayuda a tener un buen descanso. Si el cuerpo está tratando de digerir una comida pesada y copiosa, le será más difícil conciliar el sueño. Además, cuando comemos temprano, le damos oportunidad al sistema digestivo de hacer su trabajo y entrar en modo de descanso. Debemos evitar comidas y bebidas excitantes como dulces, chocolates, picantes, alcohol, café, té negro, refrescos.
  2. El dormitorio es para dormir: Si trabajas en tu dormitorio, la energía de la habitación no será la propicia para el descanso. Así que es buena idea estudiar o trabajar en otra área. Por otro lado, la televisión genera radiaciones y ondas electromagnéticas que nos cargan negativamente y por ende no propician la relajación y el Más

Crema de champiñones para untar

 

Esta crema o paté sirve para untar en pan, arepa, casabe, galletas o incluso como dip:

Ingredientes:

100gr de champiñones

½ cebolla pequeña picada

1 diente de ajo

1 ramita de cilantro

1 papa cocida

Aceite de oliva extra virgen

Sal y pimienta negra al gusto

Preparación:

Se cocinan los champiñones con la cebolla, el ajo y el cilantro. Se reserva el agua que desprenden durante la cocción. Se licúa esta preparación con la papa cocida, junto con la sal y la pimienta, añadiendo el aceite de oliva y el agua de los champiñones según se necesite para lograr una consistencia cremosa.

La arcilla como herramienta terapéutica

 

La tierra es nuestra madre, nos sustenta, nos protege, por eso es tan importante retomar nuestro vínculo natural con ella. 

Nos hemos acostumbrado a que cuanto más compleja o costosa sea la cura de la enfermedad, más eficaz es, olvidando que existen recursos como por ejemplo la Geoterapia, que es el uso de las tierras medicinales con fines terapéuticos, cuya amplia disponibilidad y bajos costos apoyan su notables efectos curativos.  La tierra nos brinda infinidad de propiedades como desinflamante, descongestionante, refrescante, regenerador, cicatrizante y purificante. Más

¿Te caen pesados los granos?

 

Mucha gente deja de consumir leguminosas (caraotas, lentejas, garbanzos, judías…) alegando que le caen pesados o les producen gases y flatulencias.

Para que los granos se digieran más fácilmente es importante colocarlos en remojo por lo menos 12 horas antes de cocinarlos (siendo lo ideal entre 18 y 24 horas).  Asimismo, el agua del remojo debe cambiarse varias veces.  De esta manera, por un proceso de osmosis, los mismos liberarán parte del almidón que se concentró durante su secado y se eliminarán algunos azúcares indigestos que se desprenden de la corteza de las semillas durante el remojo.  En casos extremos, se puede probar eliminando el agua del primer hervor (añadiendo agua nueva) e incluso el agua al final de la cocción.

Otro dato importante es que lo ideal es comerlos solos, o en su defecto acompañarlos con vegetales verdes (lechuga, espinaca…) que facilitan su digestión.  La combinación de granos con otros carbohidratos (arroz, papa, zanahoria) dificulta el proceso digestivo, en especial en personas delicadas del estómago, favoreciendo los gases y la flatulencia.

Las legumbres son excelente fuente de proteínas sin la desventaja de las carnes que poseen elevados niveles de grasas saturadas y colesterol.  Son ricas en carbohidratos lo cual les proporciona un gran poder energético y la capacidad de verter glucosa gradualmente en el torrente sanguíneo.  Por ello dan la sensación de plenitud durante bastante tiempo y mantienen los niveles de azúcar muy estables.  Además son ricas en fibra, vitaminas del grupo B, vitaminas A y C, hierro, calcio, fósforo y magnesio.

Existen personas que presentan una condición genética la cual les limita la producción de ciertas enzimas necesarias para la digestión de las leguminosas, por lo cual sufren de flatulencias o dolor de vientre.  Sin embargo, antes de auto clasificarte en ese grupo, haz la prueba y seguro notarás la diferencia.  No dejes de comer este fabuloso y completo alimento.

Rosina Albano